Las puertas del nuevo Hospital Regional de Antofagasta se abrirán hoy al público, según lo confirmó el director del Servicio de Salud de Antofagasta, Zamir Nayar, quien detalló que las labores se iniciarán con una actividad clínica reducida, siendo esta apertura de manera progresiva.
“Lo hemos dicho muchas veces, que un hospital de esta complejidad, y de tanta magnitud, lo más seguro es partir de manera paulatina, poblando lentamente el hospital de tal manera de que todos los sistemas funcionen adecuadamente”, agregó.
Nayar además precisó que las áreas que van a estar funcionando son particularmente el área del policlínico, que son específicamente atenciones de carácter ambulatorio.

Hospitalización
Respecto a la puesta en marcha del área de hospitalización, el director aseguró que “hoy no tenemos una fecha definida, dado que es lo último que se empieza a poblar en virtud que el resto de las unidades de diagnóstico y apoyo vayan caminando, en la medida que nos de a todos la seguridad asistencial requerida”.
En cuanto a las unidades de atención que se sumarán al policlínico, comentó que en términos generales los equipos médicos irán habilitando de manera paulatina el área de hospitalización, camas críticas y después urgencia. “Todo de manera progresiva y en la medida que tengamos las autorizaciones respectivas, en la medida en que los jefes de unidad asistencial entiendan que es seguro trasladar a los pacientes, porque aquí lo fundamental es que el traslado se haga con plena seguridad”, agregó.

Marcha blanca
Respecto a la marcha blanca, en la cual se estaban realizando simulaciones con voluntarios o “pacientes ficticios”, Zamir Nayar aseguró que a partir de hoy las atenciones ya comenzarán a realizarse con pacientes “reales”, sin embargo comentó que aún continúan en un proceso de puesta en marcha, por lo tanto deberán ir resolviendo algunos temas que surjan en este periodo.
“Pero ya desde hoy empezamos a cumplir un sueño y así lo tenemos que entender todos. Vamos a requerir de la paciencia, apoyo y comprensión de todos los actores, tanto de la comunidad como de nuestros funcionarios, para que este proyecto se concrete de la mejor manera”, manifestó.

Médicos extranjeros
El 50% de la dotación de médicos en este nuevo hospital son extranjeros, y al respecto Nayar sostuvo que “sabemos que tenemos un déficit importante de especialistas, y ese déficit se ha ido solucionando con médicos extranjeros, pero también aunque en un porcentaje menor, con médicos chilenos. Y nuestro llamado es que sin importar la nacionalidad a todo aquel que quiera trabajar con nosotros y ser un aporte para la salud pública, las puertas están abiertas y el llamado es a que todos los médicos chilenos que quieran participar de este nuevo proyecto se comuniquen con nosotros”.
Nayar hizo un llamado a la comunidad para “concurrir al nuevo recinto médico de manera segura, con comprensión y con la mejor disposición de disfrutar un centro de salud que está a la altura de lo que la comunidad se merece y necesita”.
Pese a que no han definido una fecha para la puesta en marcha de la totalidad del recinto asistencial, Zamir Nayar, dijo que “esperamos que de aquí a fin de mes el hospital esté operativo en un 100%, aunque eso no signifique que esté funcionando en un 100%. Siempre hay que ir ocupando el hospital de a poco, pero esperamos que durante este mes completemos el traslado de forma exitosa”.
Finalmente aseguró que una vez que se efectúe el traspaso de los pacientes y las unidades con todo lo que implica, el antiguo hospital ubicado en avenida Argentina se mantendrá funcionando para la Universidad de Antofagasta. “Se va a transformar en un hospital clínico universitario, que sería un tremendo aporte a la red asistencial tanto pública como privada en nuestra región”, precisó.

Características
El nuevo hospital es el más grande entre Santiago y Lima, con una infraestructura va desde los 30 mil metros cuadrados a 130 mil metros cuadrados. Posee un sistema de aisladores sísmicos, los cuales permitirán enfrentar un terremoto sobre 9 grados, y seguir operando, lo que para un área geográfica como la nuestra, propensa a sufrir los efectos de un gran terremoto, nos colocará en una buena situación de seguridad. Asimismo, es un hospital autónomo, por lo menos con 72 horas (margen) de reacción para operar 3 días sin ser abastecidos desde ninguna parte de la ciudad ni desde afuera eso nos pone a la vanguardia incluso a nivel mundial.

 

Fuente: SoyChile Antofagasta